Alineación de chakras para equilibrar la energía

Los chakras son vórtices de energía que asociados a la terapia Reiki nos facilita equilibrio para la buena circulación energética.

El origen de los chakras se encuentra en el hinduismo, atribuyendo a las células de nuestro organismo la capacidad de distribuir la energía que los chakras canalizan al conectar con la conciencia universal.

Los chakras principales son siete y a cada uno de ellos se le asigna un símbolo y un color.

¿Cuáles son, dónde están, cómo son y qué color tienen los chakras?

En la foto podéis ver como son los chakras. Estos son realizados por mí, tejidos durante el confinamiento de 2020 a causa de la pandemia.

Chakra Raíz – Muladhara, ubicado en el cóccix y su color es el rojo.

Chakra Sacro – Svadhisthana, lo encontramos debajo del ombligo y el color es el naranja.

Chakra Plexo Solar – Manipura, se halla en el estómago y es de color amarillo.

Chakra Corazón – Anahata, está en el centro del pecho y es verde.

Chakra Garganta – Vishuddha, en la garganta como su propio nombre dice y es de color azul.

Chakra Tercer Ojo – Ajna, está entre las cejas y su color es el índigo.

Chakra Corona – Sahasrara, en la coronilla y es de color violeta.

 

¿A qué nos referimos cuando hablamos de alineación de los chakras?

Significa que la activación de cada uno de ellos, siete en total, estarán abiertos. Se desbloquean y circula la energía Reiki con más fluidez. Del mismo modo, estaremos más receptivos, con la mente más abierta y más creativos.

Cuando los chakras están bloqueados nos sentimos desconectados de nosotros mismos y de nuestro entorno. El más importante en la alineación es el Chakra Raíz o Muladhara, situado en la base de la columna.

¿Cómo activamos los chakras?

Antes de activar cada chakra, ponemos la mano a dos o tres centímetros y lo limpiamos haciendo girar la mano en sentido antihorario, ascendiendo por la izquierda y descendiendo por la derecha durante un par de minutos.

Los movimientos circulares deben ser de unos 20 centímetros de diámetro.

Después sacudimos las manos para liberar la energía, o damos unas palmadas, y para finalizar soplamos nuestras manos.

Seguidamente lo haremos en sentido de las agujas del reloj para activarlo, ascendiendo por la derecha y descendiendo por la izquierda, dos minutos también en este proceso.

Procederemos igual en los siete chakras.

La meditación, los sonidos curativos, y algo de ejercicio en la naturaleza complementan el equilibrio energético, nos sentimos sanos y felices.

Podemos usar otra técnica utilizando los tres símbolos de Reiki:

Empezamos colocando la mano derecha en el Chakra Raíz (Muladhara), visualizando y diciendo tres veces el nombre de cada símbolo. A continuación, pondremos nuestra mano izquierda en el Chakra Coronilla (Sahasrara).

Aplicamos Reiki durante veintiún minutos y al acabar nos lavamos las manos, las sacudimos o soplamos en ellas para librarnos de la energía no deseable.

Espero que os haya sido útil y os animo a practicar estas saludables técnicas que propician una vida más plena, más feliz.

REIKI EN IGUALADA

INFORMACIÓN ARTETERAPIA