Crecer espiritualmente con la tecnología

Si quieres saber cómo la digitalización influye en el crecimiento personal y espiritual, lee atentamente unas cuantas cosas que voy a contarte.

Te voy a explicar cómo ha sido mi proceso poniendo en práctica el desarrollo web.

Aprendí a usar WordPress en familia, pasando horas incontables junto a mi pareja, un apasionado de las nuevas tecnologías que desde hace 20 años, cuando descubrió el código HTML y la programación web, decidió dedicarse profesionalmente.

A esta pasión se unió nuestra hija mayor, diseñadora gráfica, creativa y emprendedora. Siempre ha sido su propia jefa.

Inicié una web personal hace diez años, se llamaba «Paradigmas», trataba de misterios, ciencia, ecología, en fin, un batiburrillo de temas que me apasionan.

Lo acompañé de aprendizaje sobre redes sociales, posicionamiento en Google. ¡Qué tiempos aquellos! Es cierto que la tecnología iba deprisa, era un tsunami de nuevos aprendizajes, y también es cierto que, ahora se ha incrementado con nuevos programas y aplicaciones, y que la digitalización ya es una realidad presente.

Aunque se haya implementado considerablemente su uso, con nuevos avances continuos, las habilidades se conservan, tengo facilidad para adaptarme. Sin miedo! Es como ir en bicicleta, una vez aprendes, todo va sobre ruedas.

Tuve que hacer un esfuerzo considerable por salir de la zona de confort, enfrentarme a mí misma y a la negación de relacionarme con el ordenador. Excusas que me ponía para no aventurarme a conocer algo nuevo.

Fue un desafío al que le planté cara. Comenzamos a crear un proyecto de desarrollo web para facilitar que otros emprendedores y empresarios se subieran a la montaña rusa de Internet. Si, un vaivén de cambios constantes a nivel tecnológico que obliga a estar en continuo proceso de cambios adaptativos.

Este proyecto es 3w2.eu, gestionado por Àngels Garcia, nuestra hija, propietaria actual de la empresa.

Continuando con mi historia, hace siete años me incorporé a una asociación de mujeres, A.D.A.B. – Associació de Dones Artesanes de Blanes, y valoré positivamente iniciar el proyecto Web.

Fue una sincronicidad en la que vi la oportunidad de desarrollar la web, al tiempo que recibía un aprendizaje sobre crecimiento personal, feminidad y movimiento junto a Joana Peral, mi maestra y mentora durante mi proceso de madurez como mujer.

A día de hoy sigo en esta asociación y desarrollando la web.

Al mismo tiempo seguía colaborando en 3w2, junto a mi compañero y mi hija, así pude conservar estar continuo aprendizaje tecnológico.

En 2018 comencé a crear otra web personal, relacionada con la artesanía, Mar de Mandalas, para poder compartir con los demás mis obras y experiencias tejiendo mandalas.

Todo ello también relacionado con el crecimiento, pero más allá, ya se convirtió en crecimiento espiritual.

Pasados estos cinco años, dejé en muchos momentos la web de Mar de Mandalas parada, sin ver dónde más podía desarrollar y como. Parar me ha sido útil para conocerme y darme a conocer actualmente.

Tengo momentos en los que la reflexión es inevitable, cada momento creativo tiene sus fases de introspección, sobre todo si estás plenamente decidido a compartir tu experiencia con los demás. Y donde el ego juega pasadas, no juzgaré si buenas o malas, pero sí pequeñas crisis.

Esas crisis del ego me ayudan a darme cuenta, siento incluso a nivel corporal que hay en mi.

Esta es mi experiencia, que comparto contigo por si te sirve, por si resuenan en ti algunas cosas  de las que te he contado, y te ayuda a tomar decisiones laborales, emprender, salir de la zona de confort y dar el salto cuántico.

Terapias Online de Mar de Mandalas

En Mar de Mandalas utilizo la terapia online porque resulta más cómodo en varios aspectos, uno porque resulta más económico, dos porque puede ser cualquier día de la semana, me adapto a tus necesidades y tres porque las distancias no son un problema. Barato, cuando quieras y desde donde quieras.